13/06/2024

“Fui discriminada por ser madre, pero lo logré; soy esposa, madre y atleta de alto nivel”

Hace un mes

“Fui discriminada por ser madre, pero lo logré; soy esposa, madre y atleta de alto nivel”

Con 23 años, Mary Luz Andía representará al Perú en los Juegos Olímpicos París 2024 en marcha atlética. Confiesa que ocultó su embarazo para no perder el apoyo económico y que a Tokio 2020 llegó mal anímicamente. Además, advierte de la importancia de la salud mental en un deportista.

Con 23 años, Mary Luz Andía representará al Perú en los Juegos Olímpicos París 2024 en marcha atlética. Confiesa que ocultó su embarazo para no perder el apoyo económico y que a Tokio 2020 llegó mal anímicamente. Además, advierte de la importancia de la salud mental en un deportista.

Alcanzar la élite del deporte requiere de mucha disciplina, esfuerzo y sacrificio. Mantenerse en esos estándares implica que la autoexigencia sea aún más descomunal. Ser mamá, sin embargo, es un privilegio y una responsabilidad que se erige por encima de todo esto. Tal es el caso de la atleta Mary Luz Andía, quien ha añadido a todas las responsabilidades como deportista una que demanda su atención las 24 horas del día: la de ser madre. Hace un año y siete meses, esta atleta cusqueña lucha tanto por su hija como por cumplir su sueño como deportista. Justo después de dar a luz, logró la marca que la llevará a los Juegos Olímpicos de París 2024.

La llegada de la pequeña Emma fue un regalo divino para Mary Luz Andía. La maternidad cambió su vida cuando más lo necesitaba, en un momento emocional y anímico difícil que incluso la llevó a contemplar el retiro del atletismo. A sus 23 años, encontró en su hija una fuerza renovadora para seguir adelante. Su objetivo ahora es doble: ser la mejor madre para su primogénita y, al mismo tiempo, llevar con orgullo la bandera peruana a lo más alto del podio en la marcha atlética en París.


De Tokio 2020 a París 2024 y el sueño de podio

¿Cómo te preparas para los Juegos Olímpicos de París 2024?

Por ahora estoy en Arequipa en un proceso de recuperación activa después del Mundial de Turquía. Estoy realizando solo entrenamientos ligeros, al menos así será este mes. Después se identificará y partiré a Cusco, donde me estableceré hasta dos semanas antes de partir a París. Estoy enfocada en trabajar al máximo física y mentalmente.

¿Qué aspectos específicos estás trabajando para mejorar tu presentación respecto a Tokio 2020?

Estoy enfocada más en lo psicológico. He estado mejorando en ese aspecto respecto a mi primera participación en los Juegos Olímpicos. Mi prioridad es buscar mi paz y tranquilidad mental para poder realizar una buena competencia en París 2024.

¿Cuáles son tus objetivos para los Juegos Olímpicos de París 2024?

Mi objetivo principal es quedar en el Top cinco y, si es posible, llegar al podio. Sueño con esa medalla olímpica. La competencia va a ser bastante dura, no la vamos a tener fácil. Si lo logro, seguramente una de mis compañeras del equipo peruano también lo hará. Después de tantos años de entrenamiento, anhelamos cumplir esa meta.

  • Principales marcas
Modalidad Tiempo Fecha Lugar Logro
20 Km 1:29:19 16/03/2024 Dudinská, Eslovaquia Medalla de bronce
20 Km 1:29:07 02/08/2023 Sao Paulo Brasil Nacional y Sudamericano
20 Km 1:35:38 15/04/2023 Managua, Nicaragua Medalla de plata
20 Km 1:35:25 06/08/2021 Tokio, Japón Puesto 24 en Tokio 2020
20 Km 1:37:03 04/08/2019 Lima, Perú Puesto 10 en Lima 2019

¿Cómo estás financiando su entrenamiento y preparación para los Juegos Olímpicos?

Cuento con el apoyo del PAD del IPD, mi familia, la empresa Asics y la Universidad César Vallejo. Han estado ayudándome a solventar la preparación para competir al más alto nivel. Sin embargo, todavía no es suficiente. Agradezco su apoyo, pero aún me falta y a veces me veo limitada en algunos gastos. Incluso mis compañeros de entrenamiento me ayudan con suplementos. La preparación supone una inversión considerable. Ahora, para el campamento de entrenamiento en Cusco, es mi familia quien me está brindando un gran apoyo, pero espero que otras empresas también se sumen.

¿Cuánto te costó clasificar a París 2024?

Fue algo que me costó muchísimo, sobre todo debido a la discriminación que enfrenté por ser madre. También tuve dificultades económicas, ya que criar a una hija no es barato. Ha sido muy duro superar cada obstáculo que se presentaba en cada etapa. Sin embargo, he superado todo y he dejado en claro a aquellas personas que me cerraron las puertas que una madre sí puede lograr sus objetivos, y así lo estoy demostrando. El principal desafío fue, sin dudas, la discriminación hacia las madres. Soy madre, esposa y una atleta de alto nivel. Es un esfuerzo doble, pero se puede lograr.

¿Qué desafíos enfrentaste al tratar de mantener su embarazo en secreto por temor a perder el apoyo del IPD?

Fue una situación muy dura. Quería hacerlo público. Consulté a otras atletas que son madres y me explicaron que si no había resultados, no habría apoyo. A ellos no les importa si eres madre, solo la medalla. Si puedes competir embarazada y ganar una medalla, puedes mantener el apoyo, pero es algo casi imposible. No hay un reglamento que respalde a las madres, empezando por no tener un seguro. Justo cuando tenía una lesión, aproveché ese tiempo para llevar mi embarazo. Hablé con mi entrenador y mi manager para no hacerlo público hasta tener la marca mínima para París 2024 y así sucedió.

¿En algún momento consideraste abandonar tu carrera deportiva?

No, para mí nunca fue una opción dejar el atletismo. La llegada de mi hija ha sido una gran motivación. Ella me ayudó a salir de un estado mental en el que no estaba muy bien. Siempre le estaré agradecida por haber llegado a mi vida en el momento en que más la necesitaba. Sabía que iba a ser duro debido a la discriminación hacia las atletas madres, pero nunca consideré ni por un segundo dar un paso atrás en cuanto al alto rendimiento. Incluso durante el embarazo, aproveché para terminar mi carrera y ahora soy egresada de Educación Física. Todo es posible con voluntad y fuerzas.

¿Consideras que la maternidad ha transformado tu vida y ha impulsado significativamente tu carrera deportiva?

Ser mamá me devolvió la vida. Mi hija me ayudó en mejorar mi salud mental. Antes del 2019 tenía una gran fortaleza mental, pero después mi salud mental se resintió. Antes de enterarme de mi embarazo, incluso había considerado retirarme.

Mary Luz Andía ya disputó los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Foto: Difusión)
Mary Luz Andía ya disputó los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Foto: Difusión)

¿Cómo crees que el tener a tu hija ha influido en tu motivación y tus posibilidades de obtener buenos resultados, especialmente comparado con tu primera participación en los Juegos Olímpicos?

Sí, definitivamente. En Tokio 2020 estaba muy mal anímicamente. Ahora, gracias a ello, mi salud mental ha mejorado mucho y puedo pelear cosas importantes en París 2024.


El rol de madre, la salud y la disciplina

¿Cómo se equilibra entre las responsabilidades de ser madre y atleta de alto rendimiento?

Ahorita mi prioridad es mi hija, todavía es pequeña. Yo no la puedo dejar. La llevo a todos lados, ya sea a mis entrenamientos, mi preparación y terapia. Mi responsabilidad es estar con ella todavía, hasta que tenga edad para ingresar a inicial o primaria. Cuando se enferma es complicado, porque ya no puedo entrenar y tengo que estar con ella atendiéndola. Junto a mi esposo se nos dificulta poder cuidarla en todo momento, ya que estamos los dos solos en Arequipa. Es complicado pero sé que más adelante mi hija será más independiente y eso me dará más tiempo para dedicarme al deporte.

¿Qué mensaje le daría a otras mujeres que enfrentan la difícil decisión de elegir entre su carrera y la maternidad?

El mejor mensaje que les daría es que no abandonen sus sueños y metas personales. Ser mamá es difícil, pero solo implica ser más responsable y manejar mejor tus horarios. Si es posible, tal vez en el camino se presenten obstáculos. Nunca debes llegar a la situación de tener que elegir entre tu hija y el deporte. Ambos son importantes y se pueden equilibrar. La maternidad no debería ser un obstáculo para perseguir tus sueños, sino una motivación para alcanzarlos de una manera más fuerte y determinada.

¿Cómo fue el proceso de diagnóstico y tratamiento del tumor?

Me estaba preparando para el Panamericano de Marcha en Nicaragua 2023. Mi abuelita, quien tiene cáncer de tiroides, un día me llamó y me dijo que debía estar atenta si me salía alguna bolita en el cuello. Días después, recordé lo que me dijo y vi que tenía esa bolita. Pensé lo peor y me puse a llorar. Mi competencia estaba cerca, pero así fui y quedé en segundo lugar. Luego fui a realizarme el chequeo y me detectaron un tumor en el cuello. Se trataba de un higroma quístico que crecía muy rápidamente y tuvieron que operarme, siendo todo un éxito. Tuve que declinar la oportunidad de competir en La Coruña, España, para intentar hacer la marca mínima para París 2024, y finalmente logré hacerla en Brasil.

¿Cómo te mantuviste fuerte y positiva ante esa adversidad?

No fue nada fácil. Desde la operación, solo el hecho de despertar y encontrarme sin oxígeno, casi me lleva a la muerte. Después de pasar por eso, mi motivación se fortaleció aún más para alcanzar mis objetivos. Mi deseo era seguir compitiendo al más alto nivel en el atletismo, aspiraba a lograr la marca para los Juegos Olímpicos y a recuperarme lo más rápido posible. A pesar de las prohibiciones de entrenar y hacer esfuerzos físicos, siempre mantuve la fe de volver a la pista en poco tiempo.


Mary Luz y su hija Emma de 1 año y 7 meses. (Foto: Difusión)
Mary Luz y su hija Emma de 1 año y 7 meses. (Foto: Difusión)


El reto de una mente sana

¿Cómo ha sido su proceso de sanación emocional tras los momentos difíciles que ha enfrentado?

Me encontraba luchando sola contra la ansiedad y la depresión porque no podía mejorar en el deporte, sufriendo de insomnio que no ayudaba a que mi cuerpo se regenerara correctamente. Vivo sola desde los 14 años y me hacía mucha falta mi familia. Hasta que llegó mi hija y encontré la paz y tranquilidad. También conté con el apoyo incondicional de mi pareja. La gente no sabe la presión que se siente por la exigencia de ganar las competencias. Llegué a un punto en donde ya no quería entrenar. Llevar tanta presión puede afectarte. Hoy, siendo madre, mi mente se distrae un poco más y ya no estoy pensando todo el tiempo en lo que debo lograr como atleta.

¿Qué herramientas o estrategias utiliza para cuidar su salud mental?

Estoy trabajando con mi psicólogo, quien me está ayudando a controlar la ansiedad. La salud mental es inexplicablemente valiosa. Muchos no lo entenderán. Yo antes tampoco lo comprendía y pensaba que era algo que se podía tomar a la ligera. Sin embargo, cuando te ataca la depresión y la ansiedad, es imposible manejarlo solo; incluso puede llevarte al punto de querer suicidarte. Es como si una persona entrara en ti y te controlara. Ha sido muy difícil salir de esto. Anteriormente, también acudí a consultas con un psiquiatra. La salud mental es fundamental para los atletas de primer nivel. Es lo único que puede detener a los atletas.


Sigue el canal de Depor en WhatsApp, en donde encontrarás todas las claves del deporte del día.

Ver noticia en Depor.com

Temas Relacionados: